Las consecuencias de cada agresión son incuantificables y peligrosas, por eso hay que atender a las victimas urgentemente.

15.12.2016 15:19

Las consecuencias de cada atentado, agresión o acoso, son imprevisibles e incuantificables, según la sensibilidad de cada niño, pueden ser desde leves y autoreparables, hasta provocarle una depresión a largo plazo que acabe con su vida.
 

Por eso hay que tratar cada caso con máxima urgencia y tratar la agresión como un acto de máxima gravedad.

 

Volver

Contacto

© 2015 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode